ENCUENTRAN BODEGA ILEGAL DEL SIGLO 19 EN CONTRUCCION DE PUERTA TIERRA

Una despensa clandestina de mediados del siglo 19, que se cree que sirvió para almacén de vinos, aceite y otras conservas, se suma a la colección de materiales coloniales recuperados en las excavaciones arqueológicas concluidas en días recientes, en el proyecto del Paseo de Puerta de Tierra.

Siete botijuelas y los restos de otras vasijas en cerámica fueron rescatadas en el yacimiento, encontrado en mayo de 2015, entre el acantilado norte y la Avenida Luis Muñoz Rivera, frente al edificio de la Guardia Nacional. Todas las botijas estaban rotas, pero siete de ellas, pudieron ser armadas como un rompecabezas.

“Era un depósito excavado en la tierra, en este caso en el barro colorao típico de San Juan. Para mí era una despensa clandestina porque encontramos las aldabas y el candado de la puerta”, explicó Juan Miguel Rivera Groennou, arqueólogo jefe de las excavaciones que se llevaron cabo durante un año en distintos puntos del proyecto que busca revitalizar la Isleta de San Juan.

“Las botijuelas fueron recuperadas ‘in situ’, es decir, donde las pusieron”, especificó el arqueólogo, quien detalló que después que lavaron las piezas, pudieron recomponer varias de las vasijas completes. Dijo que esta es un tipo de cerámica levantada a torno y vidriada al interior.

En entrevista con este medio, Rivera Groennou explicó que el hallazgo fue descubierto como parte de las excavaciones que solicitó el Consejo para la Protección del Patrimonio Arqueológico Terrestre del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP), en el lugar denominado San Juan II.

El investigador relató que la excavación tenía como objetivo, saber el estado de integridad o conservación de los rellenos o depósitos arquelógicos del San Juan II. Sostuvo que trabajos anteriores, a partir de 1930, planteaban que el San Juan II, como sitio prehispánico, había sufrido alteraciones. Sin embargo, estudios posteriores de los años de 1970 y de 2000, indicaban que el lugar guardaba cierto nivel de integridad.

“Encontramos que (el yacimiento) tenía un gran nivel de integridad como sitio colonial español del Siglo 19, no como sitio indígena. Los materiales indígenas los encontramos como parte de los rellenos que usaban los españoles para construir y no en una posición primaria”, describió Rivera Groennou.

Narró también que durante los trabajos de reconstrucción de las aceras en los predios del proyecto del Paseo, en noviembre de 2015, hallaron los remanentes de una residencia del siglo 19, frente a la Iglesia Luterana San Pablo y la esquina de la calle Matías Ledesma. Allí también hallaron fragmentos de losa europea, semi refinada, contó el investigador.

script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">
script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *