LUISITO TIRA AL MEDIO A ONCE DEDOS Y A LA GANGA QUE MATO A MADRE DE ALBA REYES

 

“Hallen al asesino”, dijo el joven obrero de construcción Luis Ángel (Luisito) Colón Báez a ser llevado al Cuartel General cerca del mediodía de hoy, unas tres horas después de que fuera arrestado en el Cuartel de Cidra como uno de los individuos que participó en el vicioso asesinato de la enfermera Elena Santos Agosto, madre de la reina de belleza Alba Reyes ocurrido el pasado 3 de junio en la urbanización Tresure Valley.

“Luisito” negó su participación en el asesinato y respondió que sí conocía a Carlos O. Hernández Negrón, apodado “Once Dedos”, otro de los acusados, a quien se le atribuye ser el autor intelectual

CNNPR había reseñado el 6 de junio pasado que “Once Dedos” era el principal sospechoso del asesinato, motivado por una riña con Leonel Reyes Santos, uno de los hijos de la enfermera. Supuestamente, un perro de Leonel había defecado frente a la casa de “Once Dedos”. Cuando “Once Dedos” le llamó la atención se fueron a las manos.

“Once Dedos”, que es un individuo de baja estatura, llevó la peor parte. Aunque “Once Dedos” no tiene antecedentes penales, es sospechoso de alrededor de ocho asesinatos y de una larga lista de atracos.

“Once Dedos” decidió vengarse, y días después dispararon contra Leonel, quien resultó ileso. El joven abandonó el país.

A principios de junio, Alba Reyes regresó a su casa y aparentemente uno de los amigos de “Once Dedos” le dijo que era Leonel que había regresado. Fue entonces cuando según los hallazgos de la pesquisa realizada por el agente Víctor Ortega Nieves, de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Caguas, que “Once Dedos” le pidió a José Rubén (Rubencito) Colón Báez, de 21 años de edad, que tirotearan la casa.

El día del atentado, “Once Dedos” fue a varios negocios donde hay cámaras de seguridad para tener una coartada de que nada tuvo que ver. Por su parte, “Rubencito” llevó a su hermano “Luisito” y Luis Yadiel (Ronco) Rivera Ramos, de 21 años de edad, en un Hyundai Elantra hasta la casa de la enfermera y abrieron fuego a mansalva. La mujer, al oír los tiros, salió a proteger a su hija y una de las balas que atravesó la puerta la mató.

Las acusaciones contra el grupo fueron emitidas en ausencia el pasado viernes con una fianza de $17 millones. En el caso de “Once Dedos”, pesa otra acusación por robo y tentativa de asesinato con una fianza de $3 millones y es buscado en Estados Unidos por alguaciles federales.

El superintendente José Luis Caldero López confirmó la radicación de los cargos por el asesinato de la enfermera.
El coronel Antonio López Figueroa, superintendente auxiliar en Investigaciones Criminales, dijo que “Once Dedos” y “Rubencito” se encuentran fugitivos en Estados Unidos y pidió la ayuda de la ciudadanía para que se entreguen.

“Ronco” está sumariado por un caso de robo.

Los agentes de la División de Arrestos Especiales citaron a “Luisito” al Cuartel de Cidra donde acudió en la mañana de hoy y fue arrestado.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *