Uber admite que pagó de menos a conductores

La Comisión Federal de Comercio, en una querella sellada el martes, dijo que Uber no protegió los datos sobre viajes de pasajeros ni monitoreó el acceso de sus empleados a la información. Se trata de otra en una larga lista de faltas de la compañía, que enfrenta otra pesquisa federal por usar su app para impedir que inspectores municipales monitoreasen su servicio.

 Uber tergiversó cómo monitoreó el acceso de sus empleados a la información personal de sus usuarios y choferes y declaró falsamente que había tomado medidas para proteger la información de sus usuarios, dijo la directora en funciones de la FTC Maureen Ohlhausen en una declaración. “Este caso muestra que incluso si eres una compañía de rápido crecimiento, no puede dejar atrás a tus usuarios: debes respetar tus promesas de privacidad y seguridad”.

Uber dijo que las acusaciones datan de 2014 y que desde entonces ha fortalecido sus prácticas de seguridad de datos y privacidad y seguirá invirtiendo en programas de seguridad.

 Pero la FTC dijo en la querella que tras informes periodísticos de que empleados de Uber accedieron inapropiadamente a datos de clientes, la compañía emitió una declaración en noviembre de 2014 de que tenía una política estricta que prohibía que los empleados mirasen los datos excepto con propósitos legítimos de negocios.

Pero Uber dejó de usar un sistema de monitoreo menos de un año más tarde y por nueve meses raramente vigiló el acceso a información de usuarios y choferes.

Asimismo, Uber dijo que la información estaba almacenada de forma segura en sus bases de datos, pero un intruso ganó acceso a información de choferes en mayo del 2014, incluyendo 100,000 nombres y números de licencias de conducción, dijo la querella.