Enmascarados siembran terror en asalto en restaurante en Mayagüez
Tres enmascarados irrumpieron la semana pasada en la residencia de un juez federal jubilado, en Río Piedras, y al darse cuenta por una fotografía de que se trataba de un magistrado, los asaltantes, tras atarle las manos, prendieron el acondicionador de aire para que no se sofocara mientras desalojaban la casa, y al irse, hasta le pidieron la bendición.

De la residencia se llevaron dinero, prendas, un revólver, una escopeta y un rifle. No les causaron daño físico a los moradores y no profirieron lenguaje soez como suele ocurrir en los atracos domiciliarios.

El caso ha sido mantenido en hermetismo por la Policía, pero el sábado hubo un movimiento de agentes del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) que procuraban arrestar a un individuo, cuya huella apareció en la casa y se supo del robo.

El individuo cuya huella estaba en la casa es un guardia de seguridad con licencia, que había ido a la misma para instalar un televisor