AEE HACE EL TRABAJO LO MAS RAPIDO POSIBLE

Congresistas piden a la JSF el plan para reformar el sistema energético (horizontal-x3)Según la AEE, actualmente un 93% de sus clientes tienen energía eléctrica. (Archivo / GFR Media)

Washington.– Tras las interrupciones causadas por el huracán Irma, cuatro congresistas estadounidenses reclamaron hoy a la Junta de Supervisión Fiscal a cargo de las finanzas públicas que le presenten el plan que tienen para reformar el sistema energético de Puerto Rico.

Los demócratas Nydia Velázquez (Nueva York), Raúl Grijalva (Arizona), y los republicanos Sean Duffy (Wisconsin) y Tom MacArthur (Nueva Jersey), enviaron una carta al presidente de la junta, José Carrión III, en  la que sostienen que los “fracasos pasados y presentes” son un recordatorio de la necesidad de “desmantelar el monopolio” de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

“Para las empresas y los consumidores, el sistema eléctrico de Puerto Rico se ha caracterizado constantemente por los altos precios y la falta de fiabilidad. El año pasado los fallos técnicos en la central eléctrica de Aguirre dejaron a un tercio de la población sin electricidad. En agosto de 2017, las inclemencias del clima causaron apagones que afectaron a  40 mil personas. Tras Irma, más de un millón de puertorriqueños quedaron sin electricidad”, indicaron.

Velázquez, Duffy y MacArthur fueron miembros del Grupo de Trabajo  del Congreso sobre Desarrollo Económico en Puerto Rico, y son parte de un caucus creado recientemente por la comisionada Jenniffer González.

Grijalva, por su parte, es el portavoz de la minoría demócrata en el Comité de Recursos Naturales, que tiene jurisdicción sobre la junta y la implantación de la ley PROMESA.

Los legisladores federales acentuaron que las proyecciones sobre la AEE están lejos de ser optimistas, “ya que los costos fijos del sistema eléctrico son pagados por una base cada vez más reducida de clientes, lo que lleva a mayores costos de energía que a su vez reducen su uso en la Isla.

“Sin lugar a dudas, el camino hacia un crecimiento económico sostenible debe incluir competencia e inversiones adicionales que permitan una electricidad confiable y asequible para las empresas y los consumidores”, agregaron.

Los legisladores federales elogiaron, además, la decisión de la junta fiscal de llevar ante el proceso de bancarrota que autoriza la ley PROMESA, la reestructuración de la deuda de la AEE, que ronda los $9,000 millones.

También pidieron a Carrión y a los demás miembros de la junta que consideren la necesidad de que haya “múltiples proveedores de servicios, inversiones en infraestructura y un mayor uso de fuentes renovables para proporcionar electricidad confiable y asequible a los consumidores”.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *